viernes, 1 de agosto de 2008

Alberto Gálvez Olaechea


"Es necesario también, admitir los errores, y, en particular, estar abiertos a pedir y conceder perdón, si queremos efectivamente avanzar en un proceso de reconciliación nacional. En lo personal no pido ni exijo nada, salvo que se tenga la mente abierta al entendimiento y a la reflexión. No olvidemos que las heridas que existen en la sociedad, secuela de la violencia política, están también en el terreno de los vencidos. Y no olvidemos que en estas heridas abiertas de los vencidos fermentan las futuras rebeliones, algo que deberían tener en cuenta fundamentalmente las clases dirigentes del país."
Alberto Gálvez Olaechea (Sesiones Públicas CVR, 10 de junio del 2003)

El ganador del primer premio del Concurso de Cuento Arte y Esperanza 2007 organizado por la Asociación Dignidad Humana y Solidaridad es Alberto Gálvez Olaechea. Gálvez es un preso, eso ya lo saben todos -o casi todos- y los que conocen algo del Conflicto Armado Interno (1980-2000) lo recordarán como importante miembro del MRTA (parte de la Dirección Nacional) hasta su captura en 1991 y posterior renuncia en 1992.

Gálvez Olaechea junto a su agrupación política, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria - Voz Rebelde (MIR-VR), se acopló al ya existente MRTA en 1985, intercambiando experiencias, según recuerda:

"el MRTA era un núcleo más pequeño pero compacto y dinámico, con un mayor desarrollo militar; el MIR (VR), por su lado, tenía una mayor presencia nacional y una mayor inserción social. Éramos de cierta forma complementarios, los espacios en que nos movíamos eran los mismos, nuestras raíces las mismas y nuestras perspectivas convergentes". (CVR IF, p. 399)

Fue capturado por primera vez en 1987 cuando trabajaba como periodista de Cambio (vocero del MRTA), fue condenado a 12 años de prisión, pero luego de tres escapó del penal de Castro Castro a través del espectacular túnel del MRTA junto a otros 46 miembros (3 años de trabajos y 332 metros, sin duda una de las maravillas de la Lima moderna que debería ser recuperado y valorizado como un museo de sitio) en julio de 1990. Sobre el tema, Alberto Gálvez comenta:

"[La fuga] permitió al MRTA, protagonismo político y su robustecimiento orgánico, al inyectar un conjunto de cuadros y dirigentes a la estructura partidaria y potenció los planes de desarrollo; pero también generó un reacomodo de fuerzas internas que desencadenó una crisis que erosionó al MRTA, haciéndolo frágil y vulnerable ante lo que vendría después." (CVR IF, p. 411)

Lo que vendría después es la confirmación del MRTA como grupo de accionar terrorista (coches bombas, secuestros, asesinatos selectivos), la caída del socialismo y el fin del paradigma guerrillero ("Entonces los paradigmas desaparecen, nos empezamos a mover en el vacío desde el punto de vista programático, ideológico". CVR IF, p. 412), las divergencias internas entre los miembros del MIR-VR de encontrar una salida política con el gobierno de Alberto Fujimori y los del MRTA de continuar la lucha armada, y el recrudecimiento de la vorágine de violencia que ya había sido iniciada por el PCP-SL y continuada por las Fuerzas Armadas.

Luego de un paciente y efectivo trabajo de inteligencia, Gálvez es nuevamente capturado en 1991 y ya preso renunció al movimiento en 1992 debido a los "ajusticiamientos" internos que se estaban produciendo dentro del MRTA gracias a las peleas entre el "ala dura" (Polay, Rincón, Cerpa) y los que buscaban separarse del movimiento. Gálvez recuerda que:

"Esos acontecimientos son los que provocan mi renuncia, se ingresa en una descomposición moral, una pérdida de perspectiva total, desde el punto de vista interno y político." (CVR IF, p. 416)

Alberto Gálvez, Peter Cárdenas y Walter Palacios

Fue condenado a 15 años de prisión en primera instancia, salvándose de la cadena perpetua o los 35 años que se les ponían durante el fujimorato o en la actualidad a los líderes del MRTA y del PCP-SL. En la actualidad, Alberto Gálvez Olaechea ronda los 53 años, de los cuales 19 los ha pasado en prisión. Hace poco más de un mes la Corte Suprema aumentó su pena de cárcel de 23 a 24 años. Cuando la CVR le pidió que en el año 2003 diera su testimonio, sus palabras fueron elocuentes de autocrítica y reflexión. Fue allí cuando me di cuenta cómo un cuadro político de izquierda se podía ver absorto y encegecido por la ideología hasta tal punto de preferir la vía armada, la violencia y el costo social como motores revolucionarios. Pero más aun, me di cuenta que nunca es tarde para la autocrítica, el análisis, el arrepentimiento y así a la reconciliación.

Por ejemplo, sobre las acciones terroristas del MRTA, menciona que esas acciones hicieron:

"borrosas las diferencias [con el PCP-SL] ante los ojos de la mayoría de la gente (como los asesinatos de Alejandro Calderón, el de Andrés Sosa o el del empresario Ballón Vera)" (CVR IF, p. 427)

Si ha llegado hasta este punto, te preguntarás por qué he citado a Gálvez durante todo este post. Primero porque creo que es bueno conocer a las personas por lo que dicen y piensan, luego, porque me parece válida e importante su reflexión, pero lo más importante, porque Alberto Gálvez Olaechea es un bicho raro, un personaje que luego de estar involucrado en una guerra interna, la sobrevive (luego de capturas, torturas, encarcelamientos, escapes, trabajo militar, político y de agitación) y desde la carcel esgrime una de los mejores acercamientos para poder entender en toda su magnitud lo que fue nuestra historia reciente. Gálvez es un testigo de primera mano, realmente invaluable, y un fuerte creyente de un Perú reconciliado.

Así que no vayas a creer que Alberto Gálvez Olaechea es sólo un preso que ganó un premio literario. Es un ejemplo de lo que fue el Perú, de lo que es nuestra historia, nuestro pasado, nuestra memoria. No es raro pues que esté preso y que cuando se acerque aun más su inevitable liberación, los cancerberos afilen los dientes e intenten hacer que se pudra en la carcel. Tampoco es raro que el centro comercial más pituco de Lima -el Jockey Plaza- niegue la premiación en sus instalaciones. Estar de espaldas a algo que sucedió y borrarlo del mapa es como gran parte de nuestra sociedad prefiere vivir. Este suceso es sin duda, uno de los mejores ejemplos de reconocimiento, que ha excedido largamente el premio en sí y que ha convocado a muchísima prensa nacional (de la buena y de la basura, claro) e internacional, y ha surgido una solidaridad que es muy extraña en nuestra clase política... ¿se vienen nuevos tiempos con la nueva generación post-conflicto? En todo caso, gracias JP, algún día legalizaré en tus instalaciones.

Algún día ese premio se podrá disfrutar en libertad.

11 comentarios:

Alfredo P. dijo...

vaya! !qué fácil! un miembro de una agrupación terrorista que secuestró y mató para convertir al Perú en una dictadura comunista del mismo tipo que Cuba, dice "sorry" por sus atrocidades y automáticamente se convierte en un angelito.
Ahora entiendo porqué cada vez que la ziquierda va a procesos electorales no saca ni el 1%

Aia Paec dijo...

Mierda! Que tal mezcolanza de ignorancia y estupidez. A ver.

En la medida que hayan miembros de la clase política y de las FFAA en total impunidad por crímenes tan pérfidos como el secuestro y asesinato, a mí me parece válido reinsertar en la sociedad a personajes como Gálvez. Además te recuerdo que en ningún momento pido "libertad" para Alberto Gálvez, simplemente que le den la oportunidad de reinsertarse a una persona que demuestra su arrepentimiento y que cumplirá su condena.

Y sobre el último comentario, que demuestra tu poco conocimiento de lo que es la política y los partidos políticos, el hecho que los partidos políticos de "izquierda" segun tu termino no saquen "ni el 1%" no quiere decir que no haya un pensamiento liberal y de izquierda que cree en un mejor gobierno que el de la derecha conservadora actual. Recuerda que Humala pasó a segunda vuelta con un caudal de votos de "izquierda" y que Alan coqueteó con sectores de "izquierda" al mandar el mensaje de que Lourdes era la candidata de los ricos. Que conchudo, ¿no?.

En todo caso... ¿qué tiene que ver el voto de la "izquierda" en esto? Hay gente que no sabe leer pues.

Así que si vas a insultar, que sea de modo inteligente, sino das pena Kenji, perdón, Alfredito.

Anónimo dijo...

Con errores y aciertos, Galvez Olaechea es un hombre que fue producto de una época de confrontación en la búsqueda de un Perú más justo. No había otra salida....hoy se abren nuevos caminos y existe la posibilidad de acumular politicamente y dar la lucha electoral. A mi parecer Galvez no tiene que pedir perdón a nadie...es el parte de un pueblo oprimido que se rebeló. Pero los míopes siguen en su torpe actitud. Cuidado, si quieren seguir ciegos a la realidad serán los responsables de la violencia que su actitud genere.

Quique dijo...

El último anónimo es un pelotudo mayor. A ver si la gente que la pasó mal también se manda con que "Olaechea no le tiene que pedir perdón a nadie". Hijos de puta como tú que justifican la violencia por ser/como si fuera del pueblo o producto de la sociedad son la causa de esa violencia se produzca. No eres mejor que alguien que justifique La Cantuta o Barrios Altos: igual de imbécil y equivocado.

Ojalá te den por el ojete y lo hagan a nombre del pueblo.

Aia Paec dijo...

Serenos...

Bird dijo...

Es un criminal. Que pague su condena. Veamos qué hace al salir.

Aia Paec dijo...

Ay mamita... que hará, si es nun CRIMINAL. A ver Pajarito, por qué se le condenó? qué pruebas se presentaron? Sabes algo de eso? No. Solo repites como loro lo que dicen los demás.

Cuando salga ojalá que se cache a tu vieja.

Anónimo dijo...

Acaso alguien discute si sale o no? o si cometió algún crimen? lo único el "debate" es si se les debió premiar o no públicamente como a cualquier otro concursante. Resultaron siendo superiores a sus competidores, por qué no reconocerlo? reconocer el intento y la capacidad de una persona, pues no hay que olvidarse que lo son, de arrepentimiento e intención de reinsarte -como mencionaron- a la sociedad. Por qué carajo entonces la insistencia en recordar cuaaaan criminal es, lo entendimos queridisimo(a) bird, eso, hasta un niño comprende, NO es el asunto en cuestión.

Anónimo dijo...

Fe de erratas:
reinsertarse en vez de reintarse (:

bird dijo...

Le deseo lo mismo, profe ;)

Aia Paec dijo...

A ver si me dices lo mismo en mi cara, Pajarito.