jueves, 2 de octubre de 2008

¿Por qué no sales, Alan?

Todos recordamos algún momento de nuestras vidas en el que la mamá nos decía -inocente e ingenua- ¿Por qué no sales a jugar?, ¿Por qué ya no paras con tus amiguitos de antes?, ¿Ha pasado algo? ¡Ven! Te doy una propina para que salgas con tus amigos. Y te guardabas la propina y no te ibas ni a la esquina, porque ahí habían 10 morlacos que querían pegarte por "x" razones. No se lo podías explicar a mamá porque si esos mozalbetes se enteraban la golpiza iba a ser peor. Y así, entrabas al círculo vicioso.

Good Old Days - I

Precisamente hace más de 10 años, Alberto Fujimori -otrora Presidente de la República, asesino y corrupto- tenía como hobby pasearse por todos los recovecos del Perú vestido para la ocasión (se vestía de quechua, de aguaruna, de empresario, de camionero). Era el camaleón del populismo: inaugurando escuelas allá, haciendo puentes acá, malversando fondos por allá, engañando a otros por acá... Pero el chinito buena gente también viajaba al exterior. Le gustaba irse de gira por todas partes; tanto es así, que decidió quedarse en Japón en una de estas giras por oriente.


Good Old Days - II

Hace no tanto tiempo, otro Presidente de la República -coquero, mujeriego, chabacano, borracho- también fue conocido por sus incesantes viajes, pero en este caso fueron en su mayoría viajes al extranjero. ¿Quién no recuerda al avión parrandero?, ¿Quién no recuerda sus incesantes viajes por cuanto motivo se aparezca?, ¿Quién no recuerda cuando payasito Waisman se encargaba de solucionar todos los problemas del Perú en las ausencias de Toledo a la vez que lo macheteaba? Buenos días, sin duda.



El Presente

Hoy, sin embargo, la cosa es muy diferente. Nuestro Presidente no aparece en canales internacionales, en encuentros con otros Presidentes, en visitas al exterior. Tenemos 0 notoriedad internacional, aunque nos traten de meter la rata diciéndonos lo contrario (el Perú está de moda, en USA todos hablan del Perú, en Alemania todos chupan cusqueña, Gastón Acurio es nuestro embajador en todo el mundo, etc.)

Alan García se la pasa en Perú recibiendo empresarios de todas partes y comiendo como un cerdo en Palacio de Gobierno. No da balconazos ni tampoco se va de gira: suele pasearse por ciudades del norte del país (porque en el sur es caballo no grato), pavoneándose, sacudiendo la papada, de la mano de los presidentes regionales. La pregunta es, ¿Por qué Alan no sale del país?, ¿Por qué Alan no se va de gira por todo el mundo como sus predecesores?, ¿Por qué Alan tiene tanto miedo de salir a la esquina pese a que mamá Estado le ha reservado miles de lugares a los que puede ir a negociar un Tratado de Libre Comercio, jalar coca, meterse litio y hacerse otro hijo al paso?

Podría ser que Alan sea prudente y consecuente con lo que ha venido diciendo desde el primer día del gobierno: "Este va a ser un gobierno austero, sin excesos". Bueno, eso es mentira. Este no es un gobierno austero. Sino pregúntaselo a nuestros otorongos, ministros, etc.

Podría ser, también, que Alan esté cansado y fatigado por su gestión y que no quiera salir para no desgastarse más. Pero bien sabemos que esta ballena en coca haría lo que sea por ser ponchado por cualquier cámara, hasta las de RBC.

¿A qué le tiene miedo Alan?

Pues Alan le tiene miedo a la prisión, como todos. Como todo criminal. Alan García le tiene miedo a Europa definitivamente, por sobre todas las cosas. Ahí, a diferencia de Perú, sí existen los Derechos Humanos (esa cojudez), también existen los genocidas, los terroristas de Estado. En Europa sí es un crimen matar prisioneros que se han rendido, también es un crimen mandar matar a un espía (o diplomático en actividades de espionaje), como Enrique Duchicela. Y la lista continúa.

Es como un juego de Monopolio en el que hay casillas -muy pocas casillas- en las que puedes caer por fruto de la casualidad e irte a la cárcel de frente sin peros. Quédate en casita, nomás, Alan. Todos sabemos lo horrible que es salir a la esquina cuando nos están esperando para agarrarnos. Pero también todos sabemos que no nos podemos quedar en casa siempre. Y ahí, ¿Qué búfalo te va a salvar?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buena:
"...porque en el sur es caballo no grato"
"...hacerse otro hijo al paso"
Jajajajajajaja, ptm, habra que preguntarle a CH ¿Quien es la ministra zorra? que escribio en una de sus ultimas columnas en el diario "chavista".
Todo bien, peroooo, porque jodes al cholo sagrado? ptm, extrañas al cholito, verdad?
Un chakano de Tacna

Cannabicus Prime dijo...

claro que extraño al cholo. a su coca y sus mujeres

Anónimo dijo...

Muy paja tu artículo.

Anónimo dijo...

buen artículo, también extraño al cholo toledo

Contadores de Cuentos dijo...

Hay que hacer una rica pollada pa comprarle un pasaje a Alan.

D i a n a

Anónimo dijo...

Yo también extraño al cholo Toledo...

Coca

bajo la lluvia, sobre el fango dijo...

jajajaja es cierto ese huevón esta con roche internacional...