martes, 16 de octubre de 2007

Prevención, no lamentos

Las cosas en el Perú funcionan de una manera muy particular: tenemos que esperar a que se den los desastres para actuar. No conocemos la palabra prevención, o al menos, no la ponemos en práctica. Varios casos pueden ser enunciados para graficar este ejemplo: el fenómeno del niño, los movimientos sísmicos y los trágicos accidentes de tránsito.

Está bien lamentar los más de 500 muertos y miles de heridos que nos dejó el terremoto de agosto pasado, pero también existen otros desastres "no naturales" que son tan, o acaso más dramáticos, al menos estadísticamente.

Panamericana Infernal

Las cifras difundidas acerca de los accidentes de tránsito en el Perú son lamentables: Al menos 50 mil accidentes de tránsito se han producido este año en el Perú, en los últimos 10 años, cerca de 30 mil personas han fallecido en el Perú a causa de estos accidentes y durante el 2006 se registraron cerca de 78 mil accidentes de tránsito que ocasionaron más de 100 mil heridos y cerca de 3500 muertos. En promedio, mueren aproximadamente 9 personas diariamente en las carreteras del Perú.

Los 3500 muertos del 2006 son 3 veces la cifra de fallecidos en el terremoto del 15 de agosto. Estamos pues ante una serie de desastres que se vienen repitiendo semana a semana y que ya se han vuelto, mal que bien, parte de lo cotidiano. Viajar por la Panamericana es prácticamente una empresa suicida, considerando la alta tasa de mortalidad que implica el viajar por el país.


Buscando Soluciones

Irónicamente, horas antes del accidente de la Oroya, que hasta el momento ha cobrado 22 víctimas, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a cargo de la ministra Verónica Zavala, decidió modificar diversos artículos del Reglamento Nacional de Administración de Transportes (RENAT). Con estas modificaciones, el MTC busca prohibir cualquier modificación estructural en los vehículos, así como también busca regular los terminales terrestres y la antigüedad de los medios de transporte.

¿Recién ahora? Lo dije antes y lo digo de nuevo: En el Perú no existe la palabra prevención. El MTC es el ministerio que más gastos tiene en el país, como señaló la propia ministra, Verónica Zavala, en entrevista a Canal N el martes 16 de octubre. Las estrategias de prevención y regulación en el tema del transporte no exigen mayor gasto económico.

Tenemos que exigir al ministerio transparencia, trabajo, orden. La blogósfera parece un buen medio para presionar en cuanto a este tema. Hoy, en la edición impresa de Perú.21, la cobertura al tema del tránsito es mínima, insignificante. Ayer, le dieron un titular. Hoy, Karen Dejo hace la primera plana de la sección online de Perú.21. ¿Por qué no ser incisivos en este tema? No podemos dejar que sea pasajero, amigo pasajero. Por el bien de todos los que viajamos en carretera y no queremos morir, (aunque los emos sí quieran).

Acción Cívica

Se necesitan soluciones simples, claras e inmediatas. Acá les dejo algunas ideas de lo que se podría hacer para prevenir más de estos accidentes; si es que alguno de ustedes, lectores, considera que se podrían implementar otras estrategias o está en contra de alguna de las soluciones aquí expuestas, sírvase dejarla en los comments.

  • ad portas del censo 2007, el MTC debería de hacer un censo completo de todas las compañías de transporte interprovincial en el país, es decir, actualizar el registro completo de buses, dueños, rutas, horarios, etc. Si bien hay compañías "pirata" y que viajan sin registro, un policía de carretera podría revisar a cada paso por el peaje las respectivas licencias y permisos de estas empresas de transporte. En el caso de las compañías "legales", el registro tendría que estar a cargo de la compañía de transportes en cualquier oficina del MTC. La fiscalización que el MTC llevaría a cabo, se haría tanto en carreteras como en terminales.

  • La prohibición y decomiso inmediato de todos los buses camión y buses adulterados que no cuenten con las medidas de seguridad necesarias. Si es que hay buses de este tipo que están registrados, se procederá a revocarles su licencia.

  • Penas de cárcel y multas ejemplares para los dueños de compañias "ilegales" de transporte que, pese a ser invitados a registrarse en el ministerio, sigan actuando al margen de la ley. Penas de cárcel también para todos los dueños de empresas que operan con buses prohibidos por la ley.

  • Empadronamiento y censo completo de los choferes de los buses interprovinciales. Asimismo, los choferes deberán de dar un examen de manejo altamente exigente y deberán de tener un número mínimo horas de entrenamiento especializado para poder salir a las carreteras. Sí existen choferes profesionales en el Perú, aunque usted no lo crea.
Estas medidas pueden sonar drásticas pero son más bien prácticas. Los representantes del Estado se jactan diariamente de que las arcas están llenas pero no tenemos evidencia de gastos fiscales efectivos y acorde a nuestras exigencias.

1 comentario:

L¡ss dijo...

Ok yo estoy de acuerdo con esas propuestas y tampoco las encuentro drásticas puesto que es algo que cualquier pais civilizado tiene, yo vivo hace mucho tiempo en chile y a pesar que el indice de accidentes es mucho mas bajo que el peruano todavia hay accidentes sobre todo por errores humanos que por ahi lei eran mas del 90%, pero eso es tema aparte, creo que no solo cone sas propuestas se soluciona el problema porque tb necesitan del trabajo coordinado del poder judicial, ministerio del interior, trasportes y bla bla.. es decir todos estan involucrados pero estamos tan cagados que nunca se van a poner de acuerdo para ello se requiere de una resstructuracion total del Estado y eso lamentablemente o va a pasar mientras sigamos con este gobierno pacotillero, pueden implementarse muchas medidas pero si no hay fiscalizadores suficientes, si seguimos con los policias coimeros, si no educamos a la gente... por más medidas parche que implementemos, nada va a funcionar, el tema es muy grande y complejo y para nuestra desgracia los que están al mando no están a la altura. Snif.