martes, 24 de junio de 2008

Al pie de los mistis

Arequipa ya no es una ciudad blanca. Y no se debe solamente a que es una de las ciudades más contaminadas del país (si es que no contamos a Cerro de Pasco), o porque el cillar tradicional ahora luce un horrible color gris oscuro, o porque el Misti ya no tiene nieve y ha pasado a convertirse en un cerro horrible y sin gracia, o porque los pseudo-yuppies sureños siguen escondiendo su coca debajo de una estatuilla de la virgen de Chapi. Arequipa ya no es una ciudad blanca porque poco a poco sus hijos ilustres, sus vecinos notables, los grandes señores, (a saber: gamonales, pseudo-aristócratas, o simplemente "blancos") han disminuído su número considerablemente, dando paso a nuevos señores: los del mercado, los de la fruta, los de los camiones, los de la pequeña y micro empresa informal.

Y es que Arequipa nunca fue blanca por el cillar, las tradiciones, la nieve de sus volcanes o lo limpio de su aire; Arequipa era llamada la "ciudad blanca" debido a la gran cantidad de vecinos notables, gamonales, ilustres y generalísimos que habitaban esas tierras. Y las cosas son con nombres y apellidos: Bustamante, López de Romaña, Benavide, Ricketts, León, Bedoya, Mostajo, Mendoza del Solar, Muñóz Nájar, Eguren, etc., etc. Basta con darle una ojeada a la controversial obra "Los Dueños del Perú" de Carlos Malpica para toparnos con estos apellidos presidiendo grandes latifundios, compañías mineras o enclaves económicos.

Los dueños del Perú

Pero han pasado muchos años desde la obra de Malpica (1964) y el Perú ha cambiado drásticamente. A ojos de un intelectual mediocre y ciego como Jaime de Althaus, el ajuste económico que comenzó con Alberto Fujimori y que siguió posteriormente Alejandro Toledo ha conseguido una redistribución y liberación del capital que ha permitido que éste se reproduzca en diversas esferas de la sociedad peruana donde antes brillaba por su ausencia, logrando así, que se disminuyan la mayoría de las brechas sociales existentes en el país.

Althaus reconoce que el desarrollo del mercado y las fuerzas productivas eliminará las brechas sociales por definición. Así de fácil. Ahora, los dueños del Perú, (o al menos de Arequipa), no son los López de Romaña o Mostajo, sino los Quispe y Mamani. Pero eso no es del todo cierto. Por alguna razón, el paso de este capital redentor (que excita a Althaus hasta el orgasmo antropológico mediocre) no ha disminuído las brechas sociales en la ciudad.

Pecaría de imbécil aquél que reconozca a Arequipa como una ciudad moderna. Mucho más, aquél que la reconozca como una ciudad que está en vías de desarrollarse. Así pecó cierto columnista del Comercio hace unos días, cuando señalaba con muchas cifras bonitas que Arequipa (o los arequipeños) han aprendido la lección del "arequipazo" del 2002, ya que ahora no se cierran a la inversión y el cambio responsable. El Perú Avanza, Arequipa También.



The Modern Age

Pero Arequipa no es una ciudad moderna. Por modernidad no entendemos, querido lector, querida loba, a la construcción de infraestructura, la proliferación de servicios o el derroche de regalías provenientes de una minería extractiva más que irresponsable.

Por modernidad entendemos una idea, una forma de ser y actuar, de calcular, de interactuar e intercambiar; una forma particular de construirse como sujeto y pensar (y actuar) en el mundo. Modernidad supone un mundo donde "todo lo sólido se desvanece en el aire", donde las categorías del pensamiento se redefinen y colisionan unas con otras constantemente, donde nada está dicho y donde todo está por decirse. Entendemos por modernidad un sistema complejo de instituciones, un modo de producción particular, una forma de racionalidad específica y una noción particular del ser humano.

Dentro de ese marco, Arequipa no es una ciudad moderna. No es moderna a nivel de individuos ni colectividades: es una ciudad violenta, racista, retrógrada, hostil, conflictiva, conservadora y esquizofrénica; aislada del mundo, cerrada en sus problemas.

Tampoco es una ciudad moderna a nivel de infraestructura y en cuanto al medio ambiente, nada tiene que envidiar de su antagónica Lima: tiene un pésimo sistema de transportes, la ciudad no tiene donde crecer, toda la ciudad está contaminada, las calles son un desastre, las "obras públicas" se realizan con licitaciones trafaciosas, corruptas, no existen espacios de comunidad: parques, centros de diversión, el centro histórico (patrimonio de la humanidad) está tugurizado, etc. Además de eso, la ciudad está estancada a nivel cultural e intelectual: no tiene producción académica (aquella destacable producción de la UNSA se cortó hacia finales de la década del 80), las universidades son pésimas y mediocres, etc.

Arequipa es el San Petesburgo Peruano

Es obvio que la experiencia de la modernidad puede ser vivida, experimentada de diferentes maneras. Podemos engañarnos creyendo que con la construcción de un Plaza Vea en la avenida la Marina se está logrando modernizar la ciudad, pese a que se bloquee el tránsito de una de las principales avenidas de la ciudad, o que con la culminación de un puente mal diseñado (el puente Consuelo), luego de más de 10 años de construcción y licitaciones corruptas se está avanzando a pasos agigantados. Recordamos instantáneamente la Nevski Prospekt de Gogol, la avenida principal de San Petesburgo a inicios del siglo XIX, el símbolo de la modernidad rusa:

"No hay nada comparado con la Nevski Prospekt, por lo menos en San Petesburgo; porque en esa ciudad está todo. ¡La belleza de la capital! ¿Qué esplendores no conoce esta calle? Estoy seguro de que ninguno de los pálidos y burocráticos habitantes de la ciudad cambiaría la Nevski Prospekt por cualquier bendición terrenal..."
La avenida más concurrida y hermosa de la ciudad era un ícono de la modernidad de la rusa zarista del siglo XIX: todo burgués e ilustrado que se respete tenía que lucirse en esa avenida, y ahí estaban los plebeyos esforzándose por figurar entre tantas estrellas. Finalmente la Nevski Prospekt terminó perdiendo brillo, o en peruano, choleándose: los rusos burócratas que buscaban codearse con la burguesía empezaron a aparecerse con sus mejores galas, tratando de cotejar a las más bellas nobles, luego lo hicieron los comerciantes y finalmente terminó convirtiéndose en un espacio de todos, del pueblo. Entonces los rusos nobles abandonaron la Nevski Prospket y perdió su brillo: se convirtió en el Jirón de la Unión.

Ahora los Mamani y Quispe caminan por todas las Nevski Prospekt con fajos de billetes con la imagen de Santa Rosa de Lima amarrados con una liga en el bolsillo del pantalón, sin documentos, con celular. ¿Y a quién le importa?

Y es que la Nevski Prospekt, por más bella que haya sido, no era el reflejo de una modernidad institucionalizada. Era una simple ilusión, como lo son las chompas de baby alpaca, la APEC, los restaurantes gourmet, Plaza Vea, Saga Falabella y demás huevadas. Arequipa nunca ha tenido una Nevski Prospekt pero sí ha tenido un parque industrial regalado por papá Belaúnde: ahora es un cementerio de fábricas en recesión, una cicatriz.

Por otro lado encontramos declaraciones de arequipeños ilustres como Andrés Bedoya:

Muy bien, si esos pobres diablos se adjudican el derecho a ser racistas, yo también puedo serlo: ¿saben qué, indios de mierda? Ustedes no tienen complejo de inferioridad, ustedes SON inferiores. Y son inferiores porque son quechuas y aymaras. Recuerden que los nazis consideraban a los judíos como “raza inferior” y... ¿saben qué? para ellos los latinoamericanos eran una “subespecie”. En otras palabras, menos que humanos: antropoides, primates. Mussolini solía decir que gobernar a los países latinoamericanos “non e dificile, e inutile”, ¡y cuánta razón tuvo! Lo demostramos todos los días... con excepción de Chile (es que los chilenos son “blancos”, pues). La estúpida “nación aymara” está combatiendo a “los españoles” ¿Habrán querido decir “blancos”? Vaya usted a saber lo que puede producir un seudocerebro indígena. ¿Cuáles son los países más cagados de Sudamérica? Los tres que tienen indios, pues: Ecuador, Perú y Bolivia. ¿Qué tal, aymaras de mierda? ¿Les gustó mi racismo?
Y es que no importa que los arequipeños coman Sushi o empiecen a hablar farsi o que la revolución capitalista llegue a todos nuestros hogares. No basta con construir Plazas Vea en todas las avenidas y malograr el tránsito en todas las calles. No importa que aumente su cánon y que se lo gasten en "obras públicas" de pésima calidad. Arequipa es y siempre será una cuna de fracasados y fascistas cavernícolas.

9 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

¿En la Av. La Marina? Que imbéciles, espero que no sea en la cuesta de la vieja fábrica de PEdro P. Díaz.

La hubieran hecho en la Av. Alfonso Ugarte mejor. Cacasenos.

Anónimo dijo...

Muy bien, has leido a berman y tuviste un orgamo pa despotricar contra todo.. y empezado por arequipa, que seguramente tendrá alguna ligazón contigo.. me imagino, tu madre o tu padre arequipeños, segurisimo...
en fin, mas alla de discutir tus ancestros (blanquitos, y arequipeños seguramente), me parece que es demasiado tendenciosa, ambigua y poco coherente tus afirmaciones......
espero esto genere un debate, en caso interese a los lectores (y no diré loba porque dentro del chongo unviersitario que tienen aqui, hay un fondo bastante marcado de su visión machista de las cosas).... y si, es tu blog, y puedes poner lo que quieras y bla, bla, bla...
al asunto pues:
la modernidad como bien dices difiere en la modernización en todas aquellas cosas que reseñas debido a tu lectura de berman, no obstante debes recordar que en paises como los nuestros la modernizaciónm es decir, el cambio de infraestrcuturas tecnologícas, el cambio materias, va primero.. por una sencilla razon, esta modernización no la generan grupos de poder cohesionados, con una ideologia de fondo, con un espiritu, etc, etc... sino aquel pequeño grupo dirigencial que maneja los hilos politicos, eocnomicos, etc.. grupos endogamicos que se centran en unas pocas familias (para hablar por ejmplo en la modernización de Lima hacia principios del siglo XX)....
Arequipa, como Lima, Piura, trujillo, o cualquir ciudad del PEru, sufrio el mismo porceso de modernización, cada uno en su escala, y dependiendo de lso grupos de poder en cada estadio de su historia.
cuales mi punto: A mi me parece que, para entender la "modernidad en el peru", debemos verla de modo inverso, será recién cuando haya una modernización a nivel tecnologico, cuando la población se de cuenta que sus estructuras de pensamiento deben ser modificadas. Un ejemplo, cuando funcione el Metropolitano de Lima, la gente empezará a respetar klos paraderos, los horarios, se alejará de las combis, etc... o como cuando el cinturón de seguridad... a raiz de multas y bbatidas que la gente se acostumbró... y ello porque nuestra sociedad ( y sin mirarla como a un infante), le faltan aun muchas cosas (una economia fuerte, con reparto equitativo, educación, etc, etc...)....que impiden su evolución hacia una modernidad como bien pides tu...
sin algunos factores determinantes será imposible que Arequipa, Lima o cualquier otra ciudad peruana, tenga una modernidad a lo berman... ademas deber acordarte que, en la francia del siglo XIX, fue precisamente la burguesia la que enarbolo sus cambios de pensamiento en cambios tecnologicos (y toda la era de la indutrialización anterior y porterior)....lo mismo paso en Londres o Viena...
Por otro lado, creo que definir a Arequipa por su cantidad de blancos es gracioso.. porque ¿cual era la diferencia con Lima trujillo o Cajamarca, que por cierto es la mas blanca (si hablamos en esos terminos), en el PEru?, acaso La costa no estaba repartida en un pequeño numero de familias, acaso no habia todo un discurso racista y antiserrano en esas partes?... todos eran gamonales, y terratenientes.... me equivoco?
por otro lado, decir que arequipa no es una ciudad moderna (con que la comparas, con Lima??, o con New york??

tu dices:
"Arequipa no es una ciudad moderna. No es moderna a nivel de individuos ni colectividades: es una ciudad violenta, racista, retrógrada, hostil, conflictiva, conservadora y esquizofrénica; aislada del mundo, cerrada en sus problemas"...
muy bien, has descrito al Perú en su conjunto... no a una ciudad que, bajo mi punto de vista, es la segunda ciudad del peru, a pesar de todos sus atrasos.. o sorpresa?? vivmos en un pais pobre???.. que arequipa no es Frankfurt, de acuerdo... pero tampoco es Huancavelica, no perdamos la visión de las cosas tampoco....
y si arequipa tiene a un tal bedoya (que por cierto uds. le atribuyen cosas que el no ha dicho), Lima tiene a su srta delacroix, graficando muy bien la visión retrograda de la sociedad limeña...
y que graciosamente trabaja en una tienda que expresaría la modernidad cojuda limeña...

un abrazo,

Juanjo..

Cannabicus Prime dijo...

a ver, juanjo anónimo: sí, tengo un pasado arequipeño que definitivamente ha influenciado mis opiniones (que no tienen ningún talante académico), sino que más bien, buscan tentar al debate, y tal parece que lo han logrado.

En primer lugar:

modernización no sólo es el cambio de estructuras tecnológicas, sino que también es el cambio de estructuras legales y de nociones básicas acerca del hombre en todo su conjunto (desde la idea filosófica de la libertad y ciudadanía hasta la noción de higiene, vida diaria, etc.). Si entendemos la modernización de esa manera, el cambio tecnológico no aparece como central. Hablo pues, de una sociedad capitalista, no de una sociedad industrial. La diferencia radica en que hablar de sociedades industriales desde un principio no es lo mismo que hablar de sociedades capitalistas, por el sólo hecho de que caracterizar una sociedad como "industrial" limita el análisis a la industria, y no el ciclo de producción en su conjunto y sus relaciones sociales subyacentes.

La modernización no la crean grupos de poder, pero una burguesía nacional sí tiene mucha influencia en la creación de un proyecto nacional. Te recomiendo que leas las ideas de Norbert Elías sobre el tema.

Me pones por comparación el caso de Francia, así como podrías poner por comparación varios casos en la historia de la humanidad. Es tonto (y poco riguroso) comparar Francia con Perú por sendas razones. No lo es, por ejemplo, compararlo con la situación de San Petesburgo, porque como el ejemplo trata de explicar (y que al parecer deberías de entender en su conjunto) la modernidad es una idea que se tiene que institucionalizar en las subjetividades de los individuos.

Me dices que la idea moderna no puede llegar sino de la mano de un pequeño grupo de poder que maneje los hilos políticos y que no sea necesariamente cohesionado y sin una idea ideológica común. No sé si por "grupo de poder" entiendes a la "burguesía" o simplemente a la aristocracia. En el caso de la aristocracia peruana tengo que estar en desacuerdo contigo: no es que no hayan habido ideas de trasnfondo en su accionar. Te recomiendo que leas un poco de historia de pensamiento social peruano hacia inicios del siglo XX, cuando ciertos grupos de poder limeños trataron de fomentar esta idea de modernidad a través de la implementación de obras y actividades "modernas", a saber, los grandes parques en Lima, deportes reglamentados como el fútbol, etc. Al parecer, tu idea ya se llevó a cabo, hace 100 años y fracasó rotundamente. Es justamente la inexistencia de una burguesía nacional lo que caracteriza nuestra dramática evolución como nación.

Y es que la modernidad no "emana". La modernidad no es un constructo espontáneo, una idea inherente en el hombre que tiene que ser activada mediante la construcción de infraestructura o la implementación de tecnología. Si hubieras leído bien el texto de Berman, te darías cuenta de que es justamente de eso de lo que reprocha: se pueden construir millones de avenidas ilustres, pero mientras los sujetos no hayan internalizado y creado una idea de modernidad, de nada va a servir.

¿De qué sirve que se haga un sistema de transporte innovador en Lima si es que todavía no se ha desarrollado una idea de urbanidad y ciudadanía? ¿Crees que esas ideas van a aparecer por "default"? ¿Crees que la idea de nación, igualdad y ciudadanía van a aparecer simplemente por una construcción de infraestructura?

Tú pensamiento Alan García es poco crítico: no importa cuántos celulares hayan, cuántos trenes hagamos (símbolo de la modernidad típica y con una connotación histórica particular para el Perú), o cuán de gala nos vistamos para visitantes de cumbres internacionales. La modernidad no nace de la noche a la mañana, ni tampoco emana de la nada. De nada sirve pagar todos los impuestos o que te vistas de Armani si es que tienes la cara de salir a decir que la matanza de Putis tiene que ser olvidada o que no existió. En un país moderno no existen ciudadanos de primera, segunda o tercera categoría.

Y en el caso de la modernización en el Perú, no puedes comparar a Arequipa con Piura o Lima. Los casos son radicalmente distintos. Así como lo son el caso de Arequipa con Puno o Ica. El desarrollo del capitalismo y las fuerzas productivas en Arequipa fue muy diferente al del resto del país. Así, entenderás, que una hacienda azucarera no tiene el mismo de economía ni el mismo tipo de relaciones sociales que una casa productora de lana o de comerciantes de licores.

Y sobre las "lobas", pues deberías de haber chequeado el post de cuestiones de género. Acá nos gustan así, lobitas.

Anónimo dijo...

un comercial y regreso...
me has pillado en varias cosas que deje sin desarrollar, pero creo que aunque vamos por el mismo camino, tenemos diferencias conceptuales bastante grandes (y norbert elias, yala), debo desarrollar las ideas, para que pueda dejarme entender....
y aqui no hay pensamiento alan ni alditus (por favor, eso no lo permito, es un insulto)...
lamentablmente estoy en el trabajo y no puedo hacer la tarea... apenas pueda te respondo...

un saludo, juanjo

Aia Paec dijo...

El Blog de Cayo agradece y da la bienvenida al debate alturado, que es lo que falta en este país.

Cannabicus Prime dijo...

la gente huevea en su chamba en el blog, feeling.

impostor dijo...

Es curioso que cuando ahondas en el pensamisnto de algunos departamentos, si constatas que si hay una cultura retrograda, muy influenciado con ridiculos matices coloniales, aún continua el temor a la republica de los indios, imagino.

Anónimo dijo...

en primer lugar por favor no tomes estos rollos como que me la quiero dar algo, solo seguir con el debate.. y sorry el rollazo...
Creo que coincidimos y ambos entendemos muy bien la diferencia entre modernización y modernidad. Esto no lo voy a discutir. Sin embargo, lo que yo estoy proponiendo, y pongo a discusión aqui es que la modernización en el Perú pasa primero por el desarrollo de estrcuturas tecnológicas que terminan beneficiando a los mismos que la introducen, los grupos de poder que llamo, y que luego se expande, por chorreo, al resto de población que tambien quiere ser moderna, aunque sea de refilon. Para centrar el debate, y parto del ejemplo que mencionaste en tu comentario. A fines del siglo XIX, la idea de modernidad que tenia la republica aristocratica (por dar un nombre que entendemos todos), se circuscribia a un paradigma establecido y recurrente: Paris. Lima, pues tenia que ser la versión latinoamericana de aquella ciudad. No digo que no tuvieran un proyecto nacional, ojo, pero como sabemos bien era desde una visión centralista y sectaria. Dentro de sus visiones de ciudad moderna, no habia un corpus teorico establecido, al contrario, todo pasaba por ser una mascara, una copia, un calco. Y creo que la generalización no es gratuita, así haya habido en san marcos alguna tesis sobre los miasmas y el beneficio del aire y la luz, se construyan parques, bulevares, se destruyan murallas, etc. Como ambos sabemos, y mencionaste tambien, la inexistencia de una burguesia hace que la ciudad sea construida para aquel pequeño grupo que edifica sus casas fuera del centro, con un determinado estilo, con nuevas costumbres, pero sin dejar de ser aquellos señores terratenientes, gamonales, con una visión colonial de la vida. Asi encuentras, una casa con fachada art nouveau, pero cuando ingresas, tiene el trazado de un rancho colonial, donde la linea recta es casi igual al recato de una sociedad mojigata.
Esto es interesante por ejemplo cuando vemos a federico elguera, justificar sus proyectos en la lima de 1900 diciendo lo mucho que nos pareceriamos a la ciudad de baudelaire.
A que viene este rollo, pues que esta es a mi juicio la primera expresión de modernización a gran escala en Lima. pero que introdujo nociones de una precaria modernidad. A partir de ahi, se asumieron nuevas costumbres y aparecieron nuevas ideas, nuevas formas de ver y sentir la ciudad. y seguiamos siendo capitalistas e incipientemente industrializados. En los 30, con la aparicion de grupos políticos, digamos mas extensivos, con una clase obrera mas gruesa, aparece una nueva forma de inclusión que permite la 2da modernización de Lima. Es curioso, pero algo como la aparición de cines, desarrollo despues una forma de construir la ciudad, el art deco en Lima aparece, gracias y por los cines de barrio. Porque era tambien un simbolo de modernización, y que la gente obrera adopta precisamente como símbolo de su inclusión en el carrito de la modernidad y que increiblemente, aún, en muchos lugares de la costa peruana, se adopta este tipo de construcción como una simbolo de ser moderno, aunque se haga con quincha y yeso, en pleno siglo XXI.


Pero ahora ni nuestro alcalde es federico Elguera, ni la población se mueve por imitación. Los huachafos quedaron atrás y la gente a la escala que quieras se infoma y pretende asumir esta modernidad neoliberal, y a mi juicio, lo mas interesante, es que la reinterpreta bajo sus codigos (esto es materia pa otro debate). Cojo la arquitectura, porque es uno de los elementos mas representativos para ver estas interpretaciones. Por ejemplo, cuando la masacre de Ilave, se puedo apreciar la alcaldia de esa ciudad. un edifcio, de vidrio, totalmente absurdo si lo vemos en el contexto que aparece. Pero es sinonimo de ser moderno (por ejem. huancayo en los 70, o en los 90, el parque de la identidad huanca).... los ejemplos sobran en cualquiera de nuestras ciudades...
a mi juicio, esto tambien se puede aplicar en el plano de klas nociones basicas acerca del hombre, en la idea filosofica de la libertad, etc, etc... en lo que mencionas... y aunque cada ciudad haya tenido una forma diferente de producción (norte sur, algodonero, textil, industrial, como quieras), creo que actualmente, todas, en este momento, tienen una visión mas o menos homogenea de enfrentarse a la modernidad (claro que existen exepciones, pero yo creo que la peuqeña clase media piurana, afronta el mismo dilema que los arequipeños, o trujillanos, o chiclayanos). Así, pues no es extraño ver como en cada ciudad mencionada, aparecen plazas veas o multicines, o alguna pileta horrible... ello a mi juicio, no es parte de un proceso económico, ello es parte de la necesidad de ser parte de esa modernidad que ven en Lima, su referente mas cercano.

existe proyecto o una idea de modernidad en el PEru... yo creo que nningun partido político se lo plantea, pero si un animo de ser parte de un mundo, y las interpretaciones de ello ya van por cuenta propia...
y es por ello que puse lo del trasnporte publico.. porque es otra de las formas que se tomaran como modernizadoras, y a partir de ahi, la gente se amoldará a las circunstacias, aprenderá a respetar, a esperar, etc, etc.... normas urbanas?.. de ninguna manera..., ergo, adotpara actitudes de una modernidad inducida... (mira nomas los comentarios en el youtube sobre el metropolitano de lima).
aqui no contamos celulares, ojo...
a mi me gustaria que la realidad fuera diferente, y ahi coincido contigo, pero lo que estoy tratando de plantear es que aunque precariamente y mal llevados, existen nociones de modernidad, aunque sea esta de fachada... decir, que arequipa es una ciudad retrograda me parece demasiado tajante... intelectualemente pobre, pues no creo que más que cualquier otra ciudad provinciana del perú. y no creo que los arequipeños tengan culpa de eso, porque ahi hay otros porblemas que tal vez no sean culpa del sr. bedoya y sus estupidos comentarios...

en fin, a la espera de tus comentarios, un saludo

Juanjo

Anónimo dijo...

interesante comentario de juanjo.. aunque tienes algunas debilidades, sobretodo porque cae en algunas generalizaciones.
sin embargo, ya que tocas el tema arquitectonico como forma de medir modernidad, debo decir que estoy de acuerdo en las formas expansivas que tiene la modernización. Ello crea ecos en la población...al nivel que sea, y la arquitectura esta ahi, para verla, para sentirla... y modifica pensamientos e inclusive actitudes y formas de vivir...
cada ciudad tendrá su propia dinamica de crecimiento, pero sin duda al 2008 las cosas ya no se deben a partir si es que eran agldoneras, textiles, agrarias o azucareras.. y tampoco su intelectualidad o su producción academica... aqui no hay presencia del estado, no hya universidades decentes, las pagas son malisimas... en fin, uds. mejor que nadie lo saben..... me pregunto si ayacucho tiene algun tipo de producción academica o trujillo, a no se que sean las arqueologicas y finaciadas por isntituciones extrangeras....
quiero lobas...

edgar