domingo, 6 de julio de 2008

Christopher Hitchens y la tortura



La revista Vanity Fair invitó a uno de sus colaboradores, el polémico escritor Christopher Hitchens, quien aseguró en diversas oportunidades que el waterboarding no se trata de una tortura, sino de un "interrogatorio agresivo", en un intento por justificar los métodos de las tropas norteamericanas en cárceles como Abu Ghraib. Pues bien, la revista le pidió a Hitchens que se sometiera a dicho "interrogatorio agresivo" para que defienda, con conocimiento de causa, su teoría. Y lo filmaron.



Sus primeras declaraciones luego del hecho fueron "créanme, es una tortura". Sería útil dicho método para que los defensores de que se pueden cometer delitos por cuestiones de Estado o que la tortura sirve para conseguir información, o que son costos normales en una guerra, tomen un poco de su propia medicina. Vladimiro Montesinos, Alberto Fujimori, Marta Chávez, Rafael Rey, Barba Caballero, Juan Luis Cipriani, Aldo Mariátegui, y cientos de militares están en lista de espera. Saquen ticket.

2 comentarios:

impostor dijo...

Pon también en esa lista al director de La Razón y a toda su plana de periodistas...

Bueno la lista es bien larga...

Anónimo dijo...

Buena idea. Aunque a Rafaelita Rey no creo que le joda, el huevón está acostumbrado a flagelarse todas las noches para acercarse a dios.