jueves, 23 de agosto de 2007

Que alguien diga que es broma por favor.



Una noticia "buena", se suspendió la compra de patrulleros chinos, esa tremenda estafa que al final fue subsanada a última hora, pero la intención de cometer un tremendo acto de acorrupción queda, y el vergüenza queda, pero sabemos que los apristas tienen una tremenda concha.


Y el de la concha enorme es Rafael Rey, su cara de malagua frita y su pisco con nombre de pésimo gusto. ¿Quién dijo que Lima no es Springfield?

2 comentarios:

Martín dijo...

asu, cuándo nos reunimos a chupar eso?

Elmo dijo...

¿Será de las plantaciones de palacio?