miércoles, 8 de agosto de 2007

Alan "Pena" García

Alan García ha pedido este martes 8 de agosto que los dueños de las empresas de transporte interprovincial que causen accidentes sean penados con la cárcel. Ya.

Alan pidió también pena de muerte para los violadores y los terroristas en las primeras etapas de su gobierno (casi un mes después de su toma de mando). A un mes de cumplirse su segundo primer aniversario como presidente de la república, nos manda otra advertencia.

Estado Bisexual

Y es que al parecer Alan y el Estado peruano están sobreviviendo estos 5 años de administración mediante un doble juego: el de aparecer y desaparecer, estar y no estar, opinar y no opinar, atacar y no atacar.

El problema se destapa: hay una ola de accidentes de tránsito en las carreteras del Perú. La solución: “A ver si así (con penas de cárcel) van a dejar salir (a trabajar) ómnibus en mal estado o a ver si así van a estar jugando a eludir la garita de control, o contratar a choferes irresponsables y sin experiencia” (24 horas Libre Perú)

Lo mismo sucedió con la ley de carrera magisterial y su aprobación al caballazo, o la forma de reprimir las manifestaciones que se dieron en Julio.

Alan está siendo sutilmente violento. No ha matado gente en los penales, pero no desperdicia una oportunidad para amenazar. No aparecen fosas comunes en Cayara pero Giampietri es vicepresidente de la República. No se ha estatizado la banca pero la burocracia estatal crece a paso acelerado y se llena de “compañeros”.

No es necesario empuñar un fusil para ser coercitivo o violento, así como tampoco es necesario tomar los canales para suprimir la libertad de expresión, o al menos, reducirla a una monopolización de opiniones y dimes y diretes entre periodistas, Chichi dixit.

Metodología de un Problema Peruano.

Una observación de los eventos que se han dado en los últimos meses y las respuestas del gobierno nos dejan la sensación de que acá las cosas siempre tienen un destino fatal, que el diálogo no existe y que los matices no tienen cabida.

Luego de que se destapa un escándalo en el país, es necesario que haya un rebote en los medios de prensa (y cada vez más la blogósfera), para que el Estado empiece a investigar o fiscalizar.

El problema como hecho es discriminado (corrupción, robo, promulgación de leyes, nombramiento de malos funcionarios, fujimorismo, etc.) Tomemos en cuenta al problema como un problema cualquiera, sin importar su causa o efecto, sino simplemente el hecho.

Tenemos desde ya, 2 problemas. El primero: ¿El problema será destapado?. ¿El Estado se interesará por el problema?, ¿Será usada una cortina de humo para taparlo? La solución actual a ese problema es la labor punzante y “fiscalizadora” que está teniendo la prensa.

Entonces se da un segundo problema: ¿Qué pasa cuando la prensa de investigación no detecta las irregularidades?, o en el peor de los casos ¿Qué sucede cuando la prensa es de un nivel pésimo?

Al parecer el “mundo online” independiente, (blogs, agencias, grupos de noticias), está tomando esa labor. Debemos estar agradecidos por la aparición y efervescencia de este movimiento de opinión independiente que permite encontrar (hasta cierto punto) diálogo y consenso, mediante mensajes, posts, o lo que sea.

Si Quieres subir al coche...

Alan García parece haber aprendido unas cuantas lecciones acerca de gobernarnos. Desaparece para irse de gira por el sur a ser pifiado y de repente: un par de muertos en Casapalca, el fallo del juez chileno a favor de Fujimori, el comienzo de los paros. Alan, desaparecido.

El “friaje” y la elección de Machu Picchu como “Maravilla Moderna” han sido los mejores aliados de este gordinflón adicto al litio, que ha logrado escabullirse y mantenerse al margen de todos los problemas que han hecho de este julio uno de los más memorables y movidos de nuestra historia.

Desde Arequipa,

Cannabicus Prime