martes, 21 de agosto de 2007

Graves denuncias que trajo el sismo: terremoto en el gobierno.


Luego del terremoto vienen las réplicas. Pero esta vez no han sido únicamente telúricas, sino también sociales y políticas. Y tenían que venir las denuncias. Pero no pensé nunca que iban a tener repercusiones internacionales. Alan se fue de boca por soberbio, y ha demostrado que no es un estadista, siquiera un buen presidente. Es un buen candidato (la manera cómo sacó a Lourdes Flores en la última elección recurriendo al argumento que la Lulú era de derecha, para luego aplicar un programa más derechista que el de ella, fue magistral), pero eso lo deja en las ligas menones. Tenemos a un presidente inepto y a un gobierno vendido a las grandes empresas. A continuación un artículo de hoy de Perú21, uno de El País de España y dos buenos post de Desde El Tercer Piso.

Socorrista español denuncia que no se distribuye ayuda a víctimas

Además, aseguró que la cifra de muertos superaría la estimada de 540 porque aún "hay sitios donde no ha llegado nadie". Dijo que el trabajo es prohibido por el Estado en algunas zonas.

Rescatistas de la ONG española K-9 de Creixell denunciaron que las autoridades peruanas no están distribuyendo la ayuda internacional que llega a Perú para las víctimas del reciente terremoto, al arribar este martes a la provincia argentina de Mendoza.


"A Perú llegó mucha ayuda de Japón, los países de Europa y Latinoamérica, pero las autoridades peruanas no la están distribuyendo a los afectados, solo reparten algo en el centro de (la ciudad de) Pisco y la almacenan en aeropuertos militares", reveló Pedro Frutos a la prensa mendocina.


Frutos tuvo que abandonar Pisco por razones de seguridad, luego de cuatro días de actividad, junto a los españoles José García, María Márques y Pablo Martínez, y el portugués Paulo Leite.
Todos ellos arribaron este martes al aeropuerto de El Plumerillo, de Mendoza, provincia desde la cual está operando un puente aéreo con Perú a raíz del terremoto que dejó 540 muertos. "La cantidad de ayuda que nosotros colaboramos en descargar de los aviones no la vimos repartida entre la gente. Queremos saber dónde va esa comida y quién la distribuye", sostuvo a periodistas.

Reveló que "la gente en Pisco -una de las zonas más afectadas por el sismo- se pelea por media botella de agua, no tiene comida, ni mantas, hace un frío terrible y arrecia la inseguridad".
El rescatista dijo que se había reunido con el presidente Alan García luego de escapar de un tiroteo mientras buscaba cadáveres entre los escombros. "Cuando llegamos al campamento le preguntamos al primer mandatario peruano si habría seguridad para continuar con nuestro trabajo, y todo lo que obtuvimos como respuesta fue: 'quien tenga miedo que se marche de Perú'", relató.

De acuerdo con el brigadista, los muertos por el terremoto del miércoles son más que los 540 que contabilizó oficialmente el gobierno de Lima.
"Esa información es liviana. Hay sitios donde todavía no ha llegado nadie. No sé si el gobierno tiene temor de que descubramos algo, pero veda el trabajo en varias zonas", declaró.

Los socorristas se mostraron conmovidos por la actitud del pueblo peruano: "Nos recibieron muy bien. Hubo un policía que nos pidió con lágrimas que no partiéramos. La situación no es la mejor ahí. No hay agua y nos daba vergüenza dar agua a los perros delante de la gente", admitió.
El grupo había llegado a Pisco con cinco perros, tres para rastrear personas vivas entre los escombros y dos para detectar cadáveres.

El grupo espera en Mendoza los pasajes para regresar a España.

Fuente: AFP

Tomado de Peru21

El País (España): "Una cajita de zumo es lo primero que bebo en tres días"

Y revisen los dos últimos post del blog Desde El Tercer Piso, uno sobre la viceministra de Cominicaciones, Cayetana Aljovín, y un análisis social del terremoto.

Nosotros, como buenos científicos sociales, vamos a esperar un poco más para hacer un análisis global. Total, siguen apareciendo denuncias, y con Alan García eso es garantía. Recién estamos conociendo cuál fue la magnitud de la tragedia de Huancavelica, agárrense que en los andes el Estado entra a cagarla siempre.

Aia Paec