lunes, 31 de diciembre de 2007

Post de fin de año


Bueno gente, si quieren sus clásicas listas de "lo mejor y lo peor" del 2007 o de "las 25 imágenes más impactantes del 2007" o esas huevadas, vayan comprense su Caretas, Perú21 y lean sus blogs favoritos. Una vez más, he constatado que los bloggers que se creen serios les encanta hablar de sí mismos más que de los temas que tratan, y éstos acaban siendo una excusa para alimentar su propio ego. Algo así como lo que pasó en el día del blogger y esas huevadas.

Pero en fin, no hay tiempo, se viene año nuevo y ya es hora de cerrar el blog... por lo que resta del año. En lo personal quería decir que espero que el 2008 sea un mejor año para todos, que sigamos encontrando nuestros caminos y que estos sean cada vez más armónicos entre sí. El 2008 nos va a entregar una enorme cantidad de cine, literatura, teatro, noticias, avances tecnológicos, y descubrimientos científicos; pero a la vez nos va a entregar más contaminación, violencia, hambre, y enfermedades. Es decir, lo mismo de cada año. No espero nada más ni nada menos, simplemente espero que en un año escribir un post deseándoles un feliz 2009. Así de simple.

A los amigos cercanos que nos leen, que han disfrutado de algunas veladas en las oficinas o en los conciertos, o que nos leen desde otros países, desearles a la distancia que tengan todo lo que quieren y necesitan este año, y que esto los haga buscar más aun.

Y a todos los lectores: el principio para encontrar la verdad está en no creer. No crean, no le crean.

Ya bueno... me pica la mano... una listita:

Películas:

Buenas: Caché, Eastern Promises (Cronenberg, buenísima), Zodiac, La vida de los otros, The namesake.

Sobrevaloradas: El laberinto del fauno, El custodio, Sophie School.

Malas: demasiadas...

Discos:

Buenos: La radiolina (Manu Chao), Hard Sun (Eddie Vedder), Sino (Cafe Tacuba), In rainbows (Radiohead), Volta (Björk), Plug me in (AC/DC, DVD recopilatorio), No Love (Turbopótamos), Sonidos del sistema electropical (La Mente), etc.

Malos: demasiados.

Ya no más listas.

Feliz 2008.