martes, 11 de diciembre de 2007

Schumacher A-1

Michael Schumacher se convirtió en el taxista más rápido de la historia de Alemania, cuando tuvo que ponerse al volante de un taxi para llegar a tiempo con su familia al aeropuerto de Berlín, para así no perder su vuelo.

El campeón máximo de la fórmula uno no tuvo otra opción más que ponerse al volante luego de que un viaje de última hora a Gehuelz dejara sin tiempo a su familia para poder viajar.

Según narra el taxista, Schumacher dio las vueltas a toda velocidad y logró llegar a tiempo para embarcar a sus familiares.

Maestro Schumacher, el mejor piloto de la historia ahora rompiéndola en la categoría Taxi. Aprende, Mika maricón.

La ampliación de la noticia en: Reuters