miércoles, 12 de noviembre de 2008

Hey Alditus...


¿Y si hubiera sido así? No te tendríamos reclamando con tu visión limeñocéntrica donde agradeces el poder tomar tu cafecito en Starbucks y comer tu Big Mac, y donde -según tú- la guerra de desató en "páramos lejanos" (eso ya se superó, Alditus, los viajes a provincias existen, no solo los que haces al extranjero como lobbista de empresas extranjeras) y no en capitales de provincia como Huamanga o en la misma Lima.

A ver, discute tu versión con un ayacuchano (mayor de 30 años, no hay problema) para que te des con la realidad de la guerra (que no fue asustarte porque atacaran a la embajada de la esquina de tu casita, no pues mamerto) y de ahí habla. ¿A cuántos de tus familiares torturaron, violaron, asesinaron, movilizaron? ¿No es justo exigir justicia por crímenes cometidos, tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz? ¿Las leyes del país no son claras y penalizan los asesinatos y delitos contra la humanidad?

Escudarte detrás de las botas militares para defender tu vena autoritaria es bien cobarde. Sal del closet y di: ¡sssssoy facho! Está de moda ser radical, aprovecha. Por mientras tú y Ben Schmuel pueden ver juntos El triunfo de la voluntad y llorar de añoranza por the good old times. Esos mismos que, gracias a diosito, no volverán. No te escondas y reconoce que lo que te encantó del triunfo de los militares no es que se evitaron cientos de miles de muertes en caso de un triunfo de Sendero Luminoso, tampoco te importan las víctimas de los militares, pues si ellos hubiesen defendido ideas diferentes a las tuyas, ahora defenderías la derrota de las "instituciones heróicas y tutelares de la patria". Lo que te encanta es que luego de la guerra se dio paso a un sistema neoliberal (por eso tu corazoncito es fujimorista, por más que lo ocultes), y como bien lo demuestras, no importan los medios, sino únicamente el fin.

Y si el fin justifica los medios... ¿qué te diferencia de otros radicales como los senderistas o emerretistas? Caimanes del mismo pozo, Alditus.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen post cayo, como anotas hay arta similitud entre el fundamentalismo de sendero y el de Alditus, y si no marginalizamos los 2 extremos, siempre viviremos en conflictos y tensiones

Anónimo dijo...

Buenazo el post. Ese maricón del Aldo M. lee los blog, asi que se xupe esa el facista de M.

Anónimo dijo...

Qué buen post, Aia.

Jose Fabricio Rojas dijo...

Aunque suelo coincidir con Aldo mariateguí, en este caso cometio un exceso y creo que no esta pisando tierra, parece qe su viaje a korea lo dejo "fuera de foco."
Saludos , Buen post¡

Nicky dijo...

Coincido con Aldo y discrepo con Cayo. Yo si tuve familiares asesinados por sendero. Uno de ellos defendiendo su patria y la estabilidad juridica. Otro por estar en el sitio equivocado.

Es fácil hoy vivir de los aportes de gringos hippies desubicados y defender los "derechos humanos".

Nuestros soldados y policias vivieron una lucha terrible, en condiciones adversas. Y, que luego de ello terminen transitando por los pasillos de un corrupto poder judicial. No es justo. Seamos concientes, ellos arriesgaron su vida por nosotros.

Y lucharon contra un agresor enfermo, criminal. Lamentablemente siempre es cool ser caviar, y probablemente de buenos ingresos.

Anónimo dijo...

¿Quien es Aldo Mariategui a parte de ser el tabano en el culo de la buena prosa, la mancha en la camisa del periodismo, argumento a gritos a favor de la eugenesia? Porque nos importa sus metrallas verbales burdas y descafeinadas? Que nos importa este gentil-hombre radical y solitario? Este Burga de las comunicaciones?

Muuuuuuuuuuuuucho ruido, pocas nueces

BOMBA.

Anónimo dijo...

Como ya dijo alguien: quién chucha es este mermelero de Correo como para voltear los ojos al verlo pasar.
Dejémosle que siga su camino de neonazi frustrado, solito se caga el cerebro.

Anónimo dijo...

dicen que el triunfo de la voluntad es una de las pelas más vistas en las oficinas del bló.

Julio César Antón dijo...

nicky: transitar los pasillos del poder judicial no tiene nada de malo. te acusan, te defiendes. si eres inocente, no pasa nada. te vas a tu casa. no veo porqué por haber hecho tu trabajo (la gente escoge ser militar) vas a quedar fuera de la ley.

si no confías en el sistema de justica, ¿cómo puedes confiar en la buena actuación de los militares en las zonas más alejadas? o vas a decir que la izquierda domina el poder judicial. y después sales a hablar del 0.1%. la izquierda no domina nada, pues. nunca lo ha hecho. ni siquiera las ONG están dominadas por izquierdistas.los derechos humanos son obra del liberalismo, no de la izquierda.

consejazo: PIENSA

ya dejemos el argumento de que las "situaciones adversas" lo justifican todo. a ver, que un tombo persiguiendo a unos pandillers en situaciones adversas viole a tu mamá, tu hermana o tu abuela, a ver como le dices héroe.

y ya dejemos también eso de que ser "caviar" "es cool y paga bien". di de quiénes estás hablando, pues. qué tendrá que ver el post con eso. aparentemente, ser militar asegura amnistías e indultos, aún antes de que te juzguen.

Anónimo dijo...

Buen post.

Anónimo dijo...

muy buen post Aia, ojala lo lea ALDITUS a ver q argumentos tiene.

josesuperdesconocido dijo...

un saludo a Julio César Antón por aclararme la situación ...buen post señor Paec!!!

Snuff Doj dijo...

Pobre hombre:
http://i224.photobucket.com/albums/dd297/snuffdoj/Pobrecito.jpg

Anónimo dijo...

Interesante blog, para Aldo M. "La ignorancia puede ser curada, pero la estupidez es eterna".

Anónimo dijo...

Buen post!
y bien dicho!
Y ese imbécil de Aldo Mariategui debería enterrarse vivo.

Miguel dijo...

A JC Antón, excelente "consejazo" que das, pero me gustaría que lo aplicaras en ti mismo.

El colmo de la ingeniudad "te acusan, te defiendes. si eres inocente, no pasa nada.".....jajaja, si cuñao y luego me cuentas una en que los apristas no son corruptos.

Si bien, generalmente no comparto lo que dice Mariategui, en este caso estoy más cerca a su posición que a la de muchos "defensores" de los DDHH.

Lo que se busca es "justicia", o son los caviares que buscan justificar sus ingresos "en buena ley".

A JC, desde ya estoy imprimiendo tu frase celebre y la voy a entregar a los miles de inocentes que están presos en nuestras cárceles....

Miguel dijo...

Ah, me olvidé buen blog...salvo algunas salidas de tono del post que desmerecen la postura del escrito.

Para discrepar no es necesrio insultar.

Aia Paec dijo...

Salidas de tono? otro que no conoce el espíritu del Blog.

Hawker Hunter dijo...

Yyy... pregunto, ¿¿cuando sale Ud. del closet y dice: "soy tuco!!!" Sr. Paec??

Miguel dijo...

Espirítu del blog.....??

Bueno, a tan ridícula respuesta, no queda más que el silencio...

A seguir navegando por aguas menos "espirituales" ....

Aia Paec dijo...

Miguel, por mi, navega por las tetas de tu hermana, nada me importa menos.

Hawker, ya se te extrañaba por acá. Siempre es bueno saber que los cavernarios nos siguen leyendo.

Ishua Runa dijo...

Hablan y hablan sobre DDHH aquellos quienes estuvieron detrás de su TV viendo cómo las matanzas se suscitaban día tras día; aquellos como nosotros que tuvieron la triste fortuna de ser ayacuchanos, ingenieros y sanmarquinos a la vez, teníamos en la garganta "las maracas" (por no mencionar otra cosa) cada vez que los cumpas asolaban las plantas mineras, con el famoso cuento de los cupos de guerra; totalmente de acuerdo que cualquier exceso por parte de los militares no debe ser jamás olvidado pero lo que hicieron los senderistas no tiene justificación, y no nos vengan a decir que somos estalinistas o cosas por el estilo. Ah! algo que recordamos claramente: aquellas unidades que "combatían frontalmente" contra las huestes maoistas pocas veces se vieron involucradas en matanzas o excesos, en cambio, aquellos militares y policías mdiocres que no tenían las pelotas bien puestas y que actuaban bajo un manto de impunidad sí que sacaron a relucir la bestia que habitaba dentro de ellas. Aquí no hay eso de que nos lo contaron: cuando por fin pudimos estar convenientemente protegidos con armas propias, nos dimos el gusto de hacer correr a los tucos a través de páramos helados hasta alcanzarlos después de dos o tres días (acompañados de los milicos por supuesto, porque de otro modo nos hacían puré; podíamos mostrar valor pero cojudos no éramos); en medio de la soledad de aquellas montañas, venían a nuestro recuerdo lo que hicieron a algunos colegas y comuneros, razón suficiente para que aquellos extremistas vayan a tomarse un matecito con don Mao, así de simple.

(ah!!! esos 25 añitos a dònde se habrán ido...)

perdonado todo cambió cuando pudimos

Ishua Runa dijo...

Disculpen señores, las dos últimas líneas se me fueron por la emoción contenida pero lo cierto es que uno a sus veinticinco añitos es capaz de todo. Saludos combativos...