martes, 26 de febrero de 2008

Hermano Raúl


El nuevo presidente de Cuba, Raúl Castro, es un enigma. Muchas veces ser el poder en la sombra requiere mucha más inteligencia, sangre fría y paciencia. Las aspiraciones políticas de Raúl siempre han estado en este campo... la sombra. Fue Raúl quien negoció con la URSS en 1950 y gracias a dicha negociación fue que Cuba adoptó el régimen político y económico que sigue defendiendo, así haya quedado como un dinosario sobreviviente del meteorito de Yucatán.

Ahora Raúl Castro debe hacer importantes reformas, pues Cuba requiere urgentes cambios en un sistema que nunca hubiera funcionado sin apoyo de la URSS, y que sin duda hubiera sido mucho más exitoso sin el acoso de EEUU. Es necesario que Cuba haga una apertura política internacional, pero lo ideal es que no la haga directamente hacia EEUU, sino hacia la UE, mucho más consciente de los problemas sociales y con menos tensiones frente a la isla. Sería genial ver euros en vez de dólares allí.

La Revolución Cubana tiene más de nacionalismo caribeño que de socialismo siberiano, pero eso no lo entienden los analistas internacionales ni muchos directores de medios de prensa. En todo caso es casi seguro que Raúl no haga las reformas importantes hasta la muerte de Fidel, como una forma de respeto al hermano mayor y a la figura carismática de la revolución. La elección de Machado Ventura -viejo compañero de armas, a sus 78 años- como vicepresidente parece confirmar que por ahora "no pasa nada".

En todo caso que Raúl se apure, porque a sus 76 años tampoco es que para que la haga larga.

Les dejo algunos artículos interesantes:

Time: Raúl Castro
BBC News: Raul Castro named Cuban president
La República: La hora de Raúl