viernes, 7 de septiembre de 2007

"¿Tú qué has escrito? Nada. Háblame cuando hayas hecho algo".

La congresista Martha Hildebrandt es una ferviente fujimorista. Sin embargo, no seríamos tan estúpidos de criticar a una persona por su filiación política preferencias intelectuales. Eso sería ser prehistórico, pre-moderno, falaz, cavernícola, idiota. Pese a esto, en la mayoría de los casos, la indignación de escuchar que alguien apoya abiertamente a Alberto Fujimori y sus mil y una huevadas, logra que uno se ponga en una situación extrema: dan ganas de insultarlos, darles esa cachetadita de “entra en razón, huevón”, frente a una reacción más bien pasiva, racional: “trata de entenderlo, dialoga”.

Vida

Martha Luz Hildebrandt Pérez-Treviño nació en el departamento de La Libertad en 1925. Estudió educación en la Universidad Mayor de San Marcos y luego realizó estudios de lingüística en el extranjero, en dos universidades de Estados Unidos. Trabajó como profesora en la UNMSM y luego se desempeñó en importantes organizaciones internacionales, como lo son la OEA y la UNESCO.

Luego de eso, Martha Hildebrandt pasó a ser considerada como una de las mejores lingüistas del Perú y de América Latina aunque no hable ninguna lengua vernácula, considerando que en su país existen actualmente más de 40 lenguas. En el año 1995, Hildebrandt fue electa como congresista de la república del Perú con el partido Cambio 90-Nueva Mayoría, partido de Alberto Fujimori, que para ese entonces, ya tenía en su currículum mil y una fechorías: matanzas (Barrios Altos y la Cantuta), venta irregular de empresas nacionales, alteración de la constitución para poderse reelegir, un autogolpe vergonzoso, etc.

César Hildebrandt, familiar de la congresista en cuestión tiene un post muy interesante acerca de su vida.

Fujimori y su jale

Pese a todo esto, la letrada Hildebrandt postuló por dicho partido y fue elegida; desde ese entonces, la congresista se volvió una ferviente groopie de Fujimori, apoyándolo en todas sus movidas, por más idiotas que sean: el fraude de la re-reelección del año 2000, la renuncia por fax, el asilo en Japón, etc.

Algo tiene el Chino Fujimori que conquistó a esta norteña. La gorda Hildebrandt ha apoyado hasta ahora al chino pese a que ha cometido errores políticos imperdonables, como postularse a la Dieta Japonesa y ser derrotado vergonzosamente, el más reciente de ellos.

Será recordada para siempre en el congreso por haberlo presidido en los años 1999 y 2000, además de ser recordada como la congresista que nunca asistió a las sesiones, que se duerme y babea en todas las ocasiones que puede (o sea, todas). Es también la congresista que afirmó en una entrevista que: “jamás he pisado un pueblo joven, ni tampoco lo voy a pisar”, así como también es recordada por ser intolerante, irrespetuosa con sus colegas, y sobre todo, una racista y soberbia puta declarada.


Martha: cuando quieras te vacuno

Martha Hildebrandt puede ser recordada también porque en Julio del 2006 pidió que el único idioma que se hable en el congreso sea el español, pese a que las congresistas Hilaria Supa y María Sumire exigían su legítimo derecho a juramentar en su lengua materna, el quechua.

¿Qué clase de lingüista puede afirmar que el quechua y el aymara son lenguas insignificantes en el país?, ¿Qué hacía Martha en la UNESCO?, ¿Por qué nadie le hace el pare?, ¿Esta ha sido nuestra presidenta del congreso?

Según el censo de 1993, en el Perú existían 3’200’000 quechuablantes, y el número total de hablantes de una lengua vernácula es aún mayor. Sin embargo, esta tendencia tiende a revertirse y durante estos últimos años hemos presenciado la extinción de decenas de lenguas aborígenes frente a nuestros ojos (y oídos). Si esto no es un problema cultural, ¿Entonces qué lo es?, ¿Las caricaturas de Quijano?, ¿Dónde chucha está el INC ahora?

Eliminar, discriminar, deslegitimizar o someter un lenguaje es un atentado gravísimo contra la naturaleza del individuo que se comunica. El lenguaje es el mecanismo de expresión del hombre, es la representación de su cultura, sus creencias. Es probablemente una de las producciones más increíbles e importantes de la humanidad. Es un derecho. El lenguaje es libertad de expresión. Es al fin y al cabo, lo que distingue al hombre, lo que lo permite ser, lo que lo humaniza.

El carácter oficial (y legítimo) del idioma castellano en nuestro país siempre ha traído problemas a la hora de pensarnos como una sociedad articulada, reconciliada, donde el concepto de ciudadanía se aplica y donde todos somos iguales ante la ley.

Recordemos que a la hora de someter un pueblo, o grupo humano, una de las maneras más efectivas es penetrar en su sistema cultural y desarticularlo. Los españoles conquistadores hicieron esto en el territorio del Perú. Satanizaron la religión y las creencias de las poblaciones prehispánicas, así como también impusieron su lenguaje, y por ende, su sistema de creencias.

El castellano fue desde un inicio el elemento clave a la hora de establecer una relación vertical en la que el indio estaba imposibilitado de comunicarse, o de hacerlo con mucha dificultad. En pocas palabras: se le quitó la voz a la mayoría de la población.

El castellano fue desde un inicio legítimo y único verdadero a la hora de hacer negociar, dialogar, tramitar, protestar, legislar, es decir, vivir en sociedad. Si bien las lenguas vernáculas no desaparecieron, tuvieron desde un inicio un carácter secundario, y en muchos casos fueron prohibidas.

Podemos hablar entonces de un conflicto cultural en el que una de las partes quedó completamente sometida hasta el día de hoy. Es imposible hacer trámites oficiales (legales) en quechua o aymara, (y ni qué decir de otras lenguas más olvidadas), no se enseña quechua en los colegios, no existe un programa de educación intercultural – multilingüe y tampoco va a existir. Hablar quechua es, al fin y al cabo, ser un cholazo, sin cultura, primitivo y pre-moderno.


¿A quién queremos someter?

Es sorprendente como es que a mediados del año 2007, un funcionario del Estado (o por último, cualquier persona), puede seguir ejerciendo dominación sobre otros a partir del idioma y su supuesta legitimidad.

Ayer, en el congreso, la congresista María Sumire presentó el proyecto de ley para la preservación, uso y difusión de las lenguas aborígenes del Perú. Martha Hildebrandt no tuvo mejor idea que decir en frente de todos que “ese proyecto no sirve para nada”.

Claro, no sirve para nada en Lima, para una mujer como Hildebrandt, prepotente, intolerante y obviamente racista. Pero como ser racista ya no está de moda, entonces, déjalos a los étnicos que hagan lo suyo nomás pe.

Y comenzó la discusión, la pelea y el típico circo en que se convierte el Congreso de la República cada vez que hay un altercado. Hildebrandt quiso hablar y todo el congreso le gritó: “Noooo”, y Hildebrandt respondió, roja, con un: “Síííí”, mientras que las congresistas Sumire y Supa le decían que era una discriminadora.

A continuación, dejamos unas citas célebres de lo dicho ayer:

Sumire:

- " - "Lo que pasa es que ella no sabe quechua. Como todo lo ha estudiado en Europa"

- " - "Qué pena que el pueblo elija personas que vienen al Congreso a dormir".

- “ - "Yo soy abogada, también he estudiado”.

- “ - "Yo también he publicado libros pero a usted no se los voy a mostrar”.

- " - "Ella es la analfabeta porque no sabe hablar nuestro idioma" (sobre Hildebrandt y su ignorancia del quechua).

Hildebrandt:

- “ - "Ese proyecto (el de la ley para la preservación, uso y difusión de las lenguas aborígenes del Perú) no sirve para nada”.

- " - "Miren los modales de estas niñas quechuahablantes. No me dejan hablar. Qué pena. Si hay algún otro lingüista con él podría discutir"

- " - "Yo tengo libros publicados y traducidos. Imagínese, he sido subdirectora no del Perú sino de la Unesco, a nivel mundial. Y ella me va a enseñar educación. No, pues. Cada uno en su sitio".

- " - "Abogados hay un montón y pésimos también".

- " -"Yo tengo 10 mil ejemplares de la lengua culta, que seguro usted no ha leído"

Todo terminó filmando por las cámaras y en el noticiero de la noche.

Conclusiones

Acá está el vídeo para que ustedes lo vean con sus propios ojos.

Es una pena. Hildebrandt dice que hay "500 hablantes de una idioma desperdigados por ahí". ¿500? Es un asco esto. Cuando le dicen que duerme en el congreso ella responde: "Yo tengo más de 40 libros citados y traducidos... Acá son bajos" ¿Bajeza? Se le pregunta acerca de sus siestas en el congreso y responde que publicó 40 libros. ¿Eso son nuestros intelectuales?, ¿Qué tiene que ver su carrera de escritora con su performance en el congreso?

Qué pena, país de mierda, de pura mierda.

Basta con ver las citas para darse cuenta del nivel al que llegan los dimes y diretes en el congreso. Un representante de la nación es así de prepotente e intolerante. Se llega al punto del: “Yo he publicado más que tú”, “Yo sé más que tú”, “Mira los modales de los quechuahablantes”.

Cada uno puede sacar sus conclusiones.

Entonces volvemos a lo del comienzo, Martha Hildebrandt generaliza, discrimina, “todos los quechuahablantes son así, así hablan, así se comportan”. Es, pues, primitiva. El publicar más y el haber estudiado más le da una legitimidad increíble, que minimiza a su rival y le quita legitimidad, y por ende, la razón.

¿Cuántos de estos casos se darán día a día en nuestro país?, ¿Somos en verdad una nación?, ¿Qué es el “habla culta”?, ¿Sabe Martha Hildebrandt algo acerca de la cultura?

No me importa, si Martha Hildebrandt es así de primitiva, yo lo soy también:

Martita, eres una gorda fujimorista, vieja, horrible, llena de celulitis, con una papada tan caída como tus tetas asquerosas, llenas de grasa vieja, caviar. Eres simplemente una fascista e hija de la gran puta.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que SUPA este en el Congreso solo puede explicarse por una razon: el Peru es un pais magico. Una seminalfabeta en un puesto donde se deciden las leyes que regiran el pais. Increible...

Cannabicus Prime dijo...

Creo que más mágico es que después de 500 años, sigamos siendo reprimidos por formas de dominación tan primitivas como el trompo

Anónimo dijo...

muerete vieja puta de mierda

mono dijo...

Empezemos una campaña. Meale la cara a Hildebrant. El que personas tan asquerosamente prepotentes tengan la labor de un congresista, la de REPRESENTAR a aquellos que de otra forma(pues no son grandes empresarios influyentes y lobbistas, o siquiera tienen acceso a algun servicio estatal) no tienen cómo dejar de lado su status de ciudadanos imaginarios, es lo que crea el contexto perfecto para que luego lleguen los Humalas con sus discursos pseudo mesiánicos hasta el culo y logren que, y en ese caso lo justifico, tanta gente piense en darles apoyo.
Cualquier persona "culta" (me cago en el significado que la vieja puta le da a cultura y me cago en sus títulos y libros)puede saber y ente4nder que nuestro país es pluricultural. Lo acepte el estado o no, lo acepten o no los guionistas de Esta Sociedad. Cada idioma, con todos los dialectos ue pueda tener, es una forma distinta de ver al mundo, como pasa con el quechua y sus cientos de dialectos regados por todo el Perú. El idioma es la particularidad cultural más rica que un pueblo pueda tener y como tal debe respetarse y mantenerse. el tiempo se encargará de hacerlo mutar, desaparecer, mantenerse, o lo que chucha sea que pase y que sus hablantes decidan. Estoy stonazo.
Y sobre oficializar el quechua, si puede ser algo complicado pues hay tantos dialectos (muy distintos entre sí) como pendejos en un jabón de ducha y el buen estado peruano no tiene la capacidad de legitimizar la educacion en cada uno de estos dialectos, para cada una de las zonaz que los habla. Un culo de distintas ediciones del mismo libro de primaria, ya sea para los algunos millones de hablantes del quechua cuzqueño, o para los pocos cientos de hablantes del quechua limeño aquí nomás en nuestra sierra.
salud.

Cannabicus Prime dijo...

excelente plan. qué tal si hacemos el plan "píntale la casa con un pene enorme a Hildebrandt". Conseguimos una caña, nos ponemos todos capuchas de terrucos y vamos en la caña escuchando "chase the devil" con los sprays en la mano. llegamos, la pintamos, nos persigue el wachi y le decimos que la sociedad está alienada. punto. la jato de la hildebrandt pintada, nosotros escuchamos el rico reggae y además hacemos conciencia con un wachi. lo justo. estoy locazo. jaaaa, lo justo también

Martín dijo...

esa vieja puta es la prueba de que la democracia no funciona.

Anónimo dijo...

realmente increible..... bueno, no es increible viniendo de esa mujer, pero no deja de sorprender... 500 personas olvidadas por ahi hablen quchua y no podemos equiparar!!!... jo.. realmente uno se queda perplejo escuchando tanta burrada junta... y lo peor, es que esa mujer no es ninguna estupida... sabe que lo hablen millones de personas, pero igual, te doy pa que te jodas.... lo mas grave es que nadie le dice nada, eso es lo peor, al menos esta este blog donde podemos descargar ira contenida, pero realmente es como para inhablitarla de por vida en el congreso y luego, pues pintarle un pene inmenso o mearla... pero primero sacarla de ahi... es increible.... que dirian los catalanes o los vascos si se hablará asi de su lengua... y es que nadie con 2 dedos de frente podría vomitar las sandeces que ha dicho esta mujer... y ahora a quien le pego??? toy mas asao cochesumareee