miércoles, 3 de septiembre de 2008

Alemania no extradiratá a Monica Feria


Veo en la agencia oficiosa Andina que el poder judicial alemán no extraditará a la peligrosísima Mónica Feria, una real amenaza para el Perú y su seguridad nacional. Este se trata del segundo desaire que recibe la justicia peruana en su "lucha" contra el terrorismo luego de que la Sala Penal Nacional absolviera a Adolfo Olaechea, el también peligrosísimo "embajador de Sendero" en Europa. Si hubieran extraditado a Feria seguro habría pasado lo mismo, por falta de pruebas y la incompetencia propia de la Policía Nacional y del Poder Judicial.

Al menos ahora no puedes meter a alguien a la carcel a 15 o 20 años acusado de terrorismo, como ocurría en el Perú durante el gobierno de Fujimori cuando habían jueces sin rostro. Para algunos esto es símbolo de debilidad, pero en realidad se trata de respetar las garantías de los acusados, y sobre todo, de no vulnerar sus derechos.

Por supuesto, los inquisidores como Rafael Romero, Aldo Mariátegui o Uri Ben Schmuel lanzarán sapos y culebras contra el "caviar" o "terrorista" poder judicial alemán. Esa es la diferencia entre formar parte del mundo civilizado (recuerden que Alemania ha tenido grupos terroristas así que saben bastante bien de qué se trata) y... ser director de La Razón. Los alemanes deben pensar que somos un país de clasemedieros conservadores arribistas resentidos y vengativos.

5 comentarios:

ocraM dijo...

hola, yo no estoy tan seguro en este caso. la única defensa que he leido de la Feria es la que hizo Silvio Rendón, que fue compañero suyo en la PUCP. otros contemporáneos la señalan como senderista. en fin. lo que quiero decir es que me gustaría que profundices un poco más, porque en este caso me declaro en desconcierto.

Aia Paec dijo...

Yo no planteo la inocencia o no de Feria en los cargos de Apología de Terrorismo que se le imputan, ojo, hago escarnio sobre la peligrosidad de Feria que amerita un pedido de extradición que seguramente fue pésimamente sustentado.

Que sus "contemporáneos" la sindiquen como senderista (te refieres a miembro activo del PCP-SL, o a simpatizante?) no la hace culpable, y al parecer las pruebas del poder judicial peruano no bastan. A lo que voy es que si existen las pruebas, lo más probable es que gracias a la ineficiencia de la PN no las encuentren. Es bastante grave, habla de la ineficiencia de nuestra policía y poder judicial antes que la culpabilidad o no de Feria.

Además nunca estaré de acuerdo con la subjetividad que implica el delito de "apología de terrorismo", que permite que ahora quieran tipificar así al contenido del texto escolar de Norma.

Silvio Rendon dijo...

Bueno, lo de "peligrosísima" y "real amenaza para el Perú y su seguridad nacional" queda como una ironía, pues no hay tal situación.

Ya he manifestado mis argumentos hace buen tiempo. Repetiré algo a partir de este comentario:

"Es bastante grave, habla de la ineficiencia de nuestra policía y poder judicial antes que la culpabilidad o no de Feria."

No sé si esta es también una ironía, porque la carga de la prueba recae en la acusación. No es que sean incompetentes. Es que no hay pruebas.

Veamos el caso. A Mónica Feria la detienen acusada de terrorismo (apología, filmar un documental para la televisión británica, supuestamente escribir en el Diario, haber escrito un artículo en Márgenes) y de frente la mandan a Canto Grande donde casi la matan en la matanza de mayo de 1992. Está presa por un año después del cual es absuelta por un tribunal sin rostro. Sale del país (con mala leche se rumoreó que su padre pagó por su liberación, como si hubiera un mercado para liberar a "peligrosos terroristas" por dinero). El estado peruano le reabre el caso. Después de haberle ganado al estado peruano como abogada de las víctimas de Castro Castro, el estado peruano pide su extradicción. Alemania la rechaza.

No hubo "contemporáneos que la señalan como senderista", al menos no en el GCC. Le hicieron duras preguntas, se habló de broncas del Centro Federado de Letras, pero nadie la señaló. Algunos anónimos se filtraron con acusaciones, pero quién sabe si son "contemporáneos". Algunos dedujeron una "simpatía" a Sendero Luminoso porque no le creyeron a sus respuestas. Deducciones. En La República se publicó un reportaje donde sus supuestos contemporáneos que anónimamente la declaran "cercana", "vinculada", "defensora", "propagandista" de Sendero Luminoso. Vieron a una persona radizalizada y vociferante y hasta ahora la están condenando por lo que la escucharon decir entonces (como si no supieran que Mónica Feria ya estuvo en Castro Castro, presa y herida, y luego juzgada y absuelta). Acaso apoyen el pedido de extradicción del estado peruano que pide veinte años de cárcel para ella, ignorando todo lo que esta persona y ha pasado y su distanciamiento de posiciones radicales como su apuesta presente por el derecho internacional.

En estos momentos el nombre de Mónica Feria Tinta podría estar en la "plaza de la memoria" de la PUCP, si no hubiera sobrevivido a la matanza de Castro Castro. Le harían homenajes, la reconocerían y pedirían justicia por ella. Como sobrevivió y pudo hacer cosas positivas en todos estos años, le cae la condena y la excomunión de sus "contemporáneos", incluso de aquellos que trabajan en derechos humanos.

En todo caso, habría que preguntarse por qué el sistema jurídico de Alemania rechaza la extradicción solicitada por el estado peruano (y apoyada por APRODEH y la CNDDHH). ¿Qué se ve fuera del Perú que no se está viendo dentro?

θάλασσα ράδιο dijo...

Sí, es que tiene alguna responsabilidad, su conciencia encargará, porque cargar en sus recurdos el apoyo a asesinos, torturadores en contra de gente indefensa... debe ser bien feo... siempre cuando que no sea una sicopata... y si lo es, es una enferma como el hijo de puta de Abimael Guzman que necesita de tranquilizantes para dormir. Como dicen "dejen que su maldad sea su mayor castigo"

En el caso de ser inocente, todo al final se llega a saber.

Alfredo P. dijo...

Mónica Feria -cuyas posiciones senderistas eran conocidas por todos los que se toparon con ella en la PUCP en los 80s- se ha refugiado en su nacionalidad británica para escapar de la justicia peruana y evitar responder ante ella por los graves delitos que se le imputan.

Además, ella ahora puede esperar cobrar los miles de dólares de la sentencia de la CIDH sobre Canto Grande, pues además de senderista fue la abogada de los senderistas de Canto Grande beneficiados por la malhadada sentencia de la CIDH (esa misma en donde un juez brasilero, mal imitador de Jorge Amado, menciona que las senderistas son similares a Juana de Arco).

Se escapa de la justicia peruana y chapa sus miles de dólares, todo esto ante el silencio cómplice de aquellos que se llenan la boca hablando de “verdad” y de “justicia”, pero que en realidad pervierten estos nobles conceptos para usarlos en función de sus intereses políticos e ideológicos.

Qué asco!