martes, 30 de septiembre de 2008

Lo justo

Era de esperarse. Luego de 2 semanas de presentada la denuncia, el ministro de Defensa, Ántero Flóres - Aráoz salió con la pierna en alto a decir que la denuncia de Suli Pichardo (conocida por sus familiares y registros civiles como Lucy Pichardo), es un psicosocial, una estrategia de Sendero Luminoso que sigue operando en el VRAE con nexos con el narcotráfico, que se están haciendo "novelas" acerca del tema, etc. etc.

Según Ántero, las Fuerzas Armadas no han detenido a nadie en la zona, pese a que reconoció que sí habían incursionado el 14 de setiembre en distintas zonas de Huanta a fin de recuperar la localidad de Vizcatán. Ántero podría estar parcialmente en lo cierto: puede que la desaparición de los familiares no tenga que ver con el ejército y que se deba a otros motivos. Pero, ¿Por qué no comenzar proponiendo una investigación para esclarecer el tema?, ¿Por qué la defensa prepotente? Aráoz terminó afirmando que sería necesario buscar en los registros electorales para ver, en primer lugar, si estas personas existen.



Ante una denuncia tan grave, ¿No sería lo justo realizar una investigación exhaustiva acerca del caso?, ¿Por qué no colaborar para esclarecer los hechos a fin de encontrar los culpables de estas desapariciones que se han dado en una zona controlada por el ejército?, ¿Por qué las FF.AA tienen que distanciarse más de la población?, ¿Por qué repetir los mismos errores de hace más de 20 años?

1 comentario:

Zaius dijo...

Se tiene que esclarecer, la verdad siempre sale a relucir, ojalá sea como Antero dice, porque ya hemos pasado por eso, no? y no llevó nada bueno...